Pero Todavía Les Queda Mucha Cuerda

ALLEN IVERSON SE RETIRA - LOS SIXERS (76ers) DE PHILADELPHIAHa conseguido darse cuenta de que el ataque se inicia pasando por una excelente defensa y él está siendo el encargado de poner sobre la mesa ese gran nivel al otro lado de la cancha. City Cuando debe ser el líder y el anotador, está cumpliendo su papel con creces. Ante las ausencias de jugadores importantes en el equipo, ha dado un paso adelante y ha demostrado ser uno de los mejores jugadores del planeta si no el mejor. Ese debate lo tendremos sobre la mesa durante los próximos años, sobre todo, viendo esos enfrentamientos con LeBron James en los que ha salido victorioso últimamente. El 2017 ha sido un año perfecto para los Warriors. Después de decepcionar a todos en el 2016 con tantos récords y pocos campeonatos, decidieron darle la vuelta a la tortilla brindando a los espectadores un equipo que quedará en el recuerdo. Parece que tendremos Warriors para rato y podremos seguir siendo testigos de cómo esta plantilla sigue batiendo todos los récords existentes y haciendo historia en una competición que sigue creciendo a pasos agigantados. No esperan nada más que un 2018 lleno de éxitos, y si es con un título bajo el brazo, mejor.

philadelphiaTras trece años en los Heat, equipo que le drafteó en el quinto puesto allá en 2003, decidió en 2016 volver a casa y jugar con el equipo de su tierra, los Chicago Bulls. Muy corto fue su periplo por Illinois. Ayer, día 26 de septiembre, Dwayne Wade pagó a los Bulls ocho de los 24 millones de dólares que le correspondían para la próxima temporada en concepto de salario y se convirtió en agente libre. Todo esto con un firme propósito: volver a la vera de LeBron James. El trece veces All Star lo tuvo claro desde un primer momento. Este mismo mes de septiembre, a mediados, James y Wade entrenaron juntos en Los Ángeles; allí se fraguó el compartir camiseta cuatro años después de hacerlo en Florida. Será hoy, 24 horas después de “cortar” su contrato, cuando el de Chicago pueda aceptar la oferta que ya ha acordado con Cleveland: 2.3 millones de dólares por una temporada, el mínimo que pueden cobrar los veteranos.

La NBA asistió en la madrugada del miércoles a una de las decisiones más esperadas desde el famoso fichaje de LeBron James por los Miami Heat. Los New York Knicks, en contra del deseo de buena parte de sus aficionados, dejaron marchar a Jeremy Lincon destino aHouston. Se escribía así un capítulo más de una carrera condenada a parecer un guión de película. En sólo tres meses, el base de ascendencia taiwanesa pasó de ser «el chico de los recados» a la gran esperanza de una afición hambrienta. Aterrizó de improviso, como un completo desconocido y puso patas arriba el Madison Square Garden. Con sólo esos tres meses de muestra, los Knicks debían decidir si firmarle un contrato multimillonario. La respuesta ha sido negativa. Sabedores del enorme gasto en salarios que Nueva York tiene comprometido para los próximos años, los Rockets atacaron donde más duele. Houston extendió a Lin un contrato por tres temporadas valorado en 25 millones de dólares, de los que 15 deberán pagarse el último año.

En la historia de la NBA siempre ha habido rivalidades extremas de las que los jugadores en cuestión se retroalimentan, y que permite que saquen lo mejor de sí mismos para hacer estallar todas las estadísticas. Unos duelos que han marcado una época. Estrellas que han dado la espalda al fracaso y cuyo legado ha traspasado fronteras. Manos que hacían magia en una cancha de baloncesto. Aunque hay muchos, estos son algunos de los enfrentamientos individuales que han hecho que este deporte gane innumerables adeptos. Fueron los dos grandes jugadores de la época. La rivalidad entre Magic Johnson y Larry Bird nació en su época universitaria, en la que se cruzaron en la final y Magic le dio el campeonato a Michigan State frente a los Indiana State del «rubio». Sin embargo, fue en la NBA donde este duelo se recrudeció forjando a posteriori una amistad sempiterna. Los enfrentamientos entre ambas estrellas dieron lugar a una época dorada en la competición estadounidense. Una rivalidad más de equipo que personal, pues jugaban en diferentes zonas de la cancha y pocas fueron las ocasiones que midieron sus fuerzas de tú a tú.

Más tarde, llegarían las de David West, Zaza Pachulia y JaVale McGee. Sin embargo, el verano todavía no había terminado para los Warriors. A pesar de no contar con ninguna elección en el Draft de 2017, Bob Myers se movió la perfección para hacerse con uno de los candidatos a ser robo del Draft. Jordan Bell, pívot procedente de la Universidad de Oregon, se unía a la plantilla tras pagar esos 3.5 millones de dólares a Chicago Bulls que dejaron pasar a un jugador que puede marcar una época en San Francisco. El poderoso se hizo más fuerte aún; una postemporada jamás vista en un campeón que conseguía mejorar incluso su plantilla. Esto se consiguió gracias a las incorporaciones de jugadores como Nick Young y Omri Casspi. Golden State se convertía en un rival más peligroso si cabe. Tras un verano excelente, los Warriors debían poner a prueba su nueva plantilla.

Aquí hay más información sobre camisa new york eche un vistazo a nuestra página web.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *