Kobe Bryant Descarta Acudir A Los Juegos De Río

New York Knicks Walk In Grungy Gentleman F/W 2017 Show - 웹Kobe Bryant no acudirá a los Juegos Olímpicos de Río en el año de su retirada como jugador profesional. El escolta estrella de Los Angeles Lakers ha revelado que no tiene interés por las Olimpiadas y que cree que su último partido debe ser con la camiseta de su equipo. Antes de que arrancara el partido de los Lakers en Utah ante los Jazz -que perdió 91-67-, Bryant aclaró que el último partido en el que participe será dentro de la NBA. «Es hermoso jugar para nuestro país, pero también lo es decir que el último partido que juegue será el último, y yo ya dije que me retiraré cuando acabe este campeonato», subrayó el escolta. Agregó que «lo que he dicho es que voy a retirarme, eso significa que no voy a regresar ni siquiera un minuto. Creo que será hermoso tener el último partido jugando con el uniforme de los Lakers y después apoyar a nuestros jugadores a la distancia». Bryant quiso hablar sobre los Juegos Olímpicos porque explicó que durante el partido contra los Warriors de Golden State, el brasileño Leandro Barbosa se acercó a él y le dijo que lo vería en Río de Janeiro. El escolta de los Lakers le respondió que no ante la insistencia de Barbosa de decirle «no digas eso, si se trata de Río de Janeiro». De esta manera, el escolta pone fecha para su despedida del baloncesto profesional. Salvo que las lesiones lo impidan, dirá adiós el 13 de abril en casa, el Staples Center de Los Ángeles, ante Utah. «Este es el momento de los jugadores jóvenes, yo ya he sido muy afortunado en ganar dos medallas de oro, yo ya tuve mi momento, ahora les toca a los jóvenes», señaló el estelar de los Lakers.

Cada año, cuando termina la temporada de la NBA, echamos la vista atrás y buscamos quién ha sido ese jugador destacado con el que nadie contaba a principios de año. Es lo que se conoce como el «robo» del año. Ese chico, despreciado por las primeras posiciones del draft, que acaba convirtiéndose estrella a base de trabajo. Un talento escondido detrás de la masa de músculos que siempre atrae la atención de los «General Manager» y ojeadores de la NBA. Pues bien, siguiendo un poco lo que nos está dejando este inicio de campaña, no puedo evitar fijarme en uno de esos semidesconocidos para el gran público como Monta Ellis. Ha sido una escalada lenta y progresiva, asentada sobre unos fundamentos técnicos exquisitos. Su historia arranca en Jackson, Missisipi, hace 25 años. En sus años de Instituto, llegó a ser elegido mejor jugador por la revista «Parade», un honor que compartió con Greg Oden, que luego sería elegido número uno por los Blazers. En el Lanier High School, ya apuntaba maneras, firmando 28,9 puntos por partido en los cuatro años que jugó para los Bulldogs. Una cifra que aumentó hasta los 38,4 en su último año con la camiseta roja, en el que llegó a lograr 72 puntos en un encuentro contra el Instituto de Greenwood. Antes de llegar a la NBA, Ellis jugó en la Universidad de «Missisipi State», donde sus números no fueron suficientemente buenos como para llamar la atención de los «General Manager», así que acabó siendo un segunda fila para los Warriors. Tras un primer año como rookie, en el que apenas destacó (6,8 puntos por partido), la llegada de Don Nelson al banquillo de los Warriors significó un paso adelante para él. Los consejos del veterano técnico le sirvieron para mejorar y acabó su año de sophomore como «Jugador Más Mejorado» de la NBA. Este año, con nuevo técnico en el banquillo (Keith Smart), Ellis está mostrando su mejor versión.

Mientras alcanzan el nivel, LeBron ya ha sumado sus «primeros puntos» para los Lakers sin haber pisado la cancha. Las entradas en el Staples Center vuelven a estar por las nubes y los patrocinadores se le acumulan a Jeanie Buss en el despacho. Sin haber lanzado a canasta, el negocio es ya redondo para los angelinos. En la pista será otro cantar. De hecho, los Lakers no aparecen entre los aspirantes al título este año, donde los Warriors relucen por encima del resto. El fichaje de DeMarcus Cousins se une al talento de Curry, Durant, Green y Klay Thompson. Un quinteto que mete miedo y al que pocos podrán hacer frente. Los Rockets, el equipo de James Harden, son uno de los pocos conjuntos que podrían desbancar al campeón en una conferencia Oeste en la que los Spurs quieren ser protagonistas. Ya sin Kawhi Leonard, traspasado a los Raptors a cambio de DeMar DeRozan, San Antonio buscará olvidar la temporada pasada para volver a brillar.

camiseta Kyrie Irving|camisetas nba|camisetas baloncesto …

www.camisetanbaonline.com › kyrie-irving-2547

Pantalones, Camisetas Equipo Baloncesto, Camisetas Jugadores NBA y CamisetasCamiseta Boston Celtics Kyrie Irving 11 Nike Negro Golden Edition

Sin embargo, tuvieron que recurrir a un viejo conocido de la afición de los Warriors, Matt Barnes, para poder paliar la lesión de Durant. Entonces, llegaron los malos resultados del equipo de Steve Kerr. Perdieron dos partidos consecutivos por primera vez en casi tres años. Las dudas comenzaban a surgir, y los resultados no terminaban de llegar. En Oakland volvían a sonreír, y las victorias se sucedían una tras otra. Para concluir la temporada, consiguieron una racha de 14 victorias consecutivas que les sirvieron para recuperar la primera plaza del Oeste y llegar a la postemporada en un nivel físico tremendo. La mejor noticia llegaba en los últimos partidos la temporada regular, y es que Kevin Durant había conseguido recuperarse de su lesión de rodilla y estaría disponible para disputar los Playoffs. Golden State llegó al gran baile de la NBA a un nivel tremendo. Los buenos resultados durante el último tramo de la competición permitió a Steve Kerr hacer rotaciones para sí reducir el cansancio de los suyos y permitir que llegasen totalmente descansados. Primero fue Portland, después Utah y por último San Antonio sus víctimas que no consiguieron ganar ni un solo partido frente a ellos.

Pero Todavía Les Queda Mucha Cuerda

Si hay un hombre que ha marcado el año 2017 para Golden State Warriors, ha sido Kevin Durant. Su incorporación el verano anterior puso la Liga patas arriba y todas las franquicias siguen buscando una manera de derrotar a estos Warriors. Su aportación al equipo fue impresionante. Candidato al MVP de la temporada en un año en el que Russell Westbrook lo ganó desde que comenzó a promediar esos triples-dobles increíbles. Pero no fue el Kevin Durant que conocíamos en Oklahoma; jugar en los Warriors le permitió poder ampliar su repertorio y dedicarse a otras facetas de su juego como la defensa. La pasada temporada vimos pequeños destellos de lo que puede llegar a ser si se centra en su juego defensivo, y durante la presente campaña nos está demostrando que quiere ser candidato al premio de mejor jugador defensivo del año. Determinante en el papel de protección del aro, reboteando igual de bien que siempre y taponando más tiros que nunca.

Camisetas nba raptors Segunda mano y … – MIL ANUNCIOS.COM

https://www.milanuncios.com › anuncios › camisetas-nb…

El mayor tablón de anuncios camisetas nba raptors. Descubre en Milanuncios.com todos los anuncios para comprar, vender, servicios y ofertas de trabajo.

ProyectoEn la Bahía se resignan a dar el brazo a torcer al resto de equipos que pelean por arrebatarles el trono. Quieren seguir siendo los reyes y en este 2017 han sido los grandes protagonistas de la NBA; y tiene pinta que en 2018 también darán mucho que hablar. El año regular no fue un camino de rosas para Golden State Warriors. La lesión de Kevin Durant en Washington en los primeros días del mes de marzo, provocó un cambio completo de su sistema y se ponía en duda la participación del número 35 los Playoffs. Mientras tanto, su rival directo, Cleveland Cavaliers, se armaban hasta los dientes con incorporaciones de veteranos importantes como Deron Williams y Andrew Bogut. Su lesión afectó fuertemente al plan deportivo de los Warriors, que tenían pensado contratar a José Calderón para ocupar el puesto de tercer base que se había quedado descubierto en la plantilla.

Puesto que la NBA regula el gasto salarial de sus equipos y penaliza los excesos, los Knicks habrían tenido que hacer frente a una multa de hasta 28 millones dentro de tres años. Un riesgo desmesurado por un jugador que apenas ha jugado 60 partidos. Por esta razón, puramente económica, la franquicia de la Gran Manzana ha dejado escapar a la gran sensación del último año. No en vano, por menos dinero ha cerrado la rotación de bases del próximo año con Raymond Felton, Jason Kidd y Pablo Prigioni. Mientras, Houston reaviva su conexión con el mercado asiático gracias a Lin. Desde que en 2002 aterrizara Yao Ming (ya retirado por culpa de los problemas físicos), los Rockets disfrutan de un especial tirón en ese sector de aficionados. El mismo que obsesiona a David Stern y que un jugador de ascendencia taiwanesa ha despertado en los últimos meses. El fenómeno de Jeremy Lin ha sido fugaz, como lo parece todo al otro lado del Atlántico. Recién graduado por Harvard en 2010, ningún club se interesó por sus servicios.

Hasta ahora, plantilla golden state warriors 2018 las mangas más famosas del deporte habían sido las de Luis Molowny. El mítico futbolista canario convirtió una camiseta larga en su apodo y su marca personal. Pero lo que ahora quieren conseguir en la NBA es justo lo contrario: que la uniformidad venga marcada por la rareza. El baloncesto siempre se ha caracterizado por utilizar camisetas sin mangas, aunque con el tiempo los modelos han ido evolucionando según las modas. Es más, había competiciones como la propia liga estadounidense que no permitía a los jugadores llevar otra prenda debajo, para no desentonar. Sin embargo, desde que el año pasado los Golden State Warriors disputaran un partido con «T-shirts», los puristas empezaron a verse sumidos en el pesimismo. Al igual que sucedió con los pantalones (de los que lucían los olímpicos del 84 a los del año pasado hay medio metro de tela de diferencia), las nuevas chamarras de manga corta están llamadas a imponerse. En los cinco partidos de Navidad de la NBA, los diez equipos participantes las lucieron. Con división de opiniones: unos maldijeron al padre del invento y otros a su madre.

El Gran Gesto De Luka Doncic Con Un Niño Que Aplaude Toda La NBA

Camisetas Baloncesto NBA Golden State Warriors Curry #30 Negro/Gris - NBA - Pinterest - NBA

Luka Doncic se enfrentó anoche a los vigentes campeones de la NBA y exigió la mejor versión a los Golden State Warriors para que estos ganasen sobre la bocina por 120-116. El esloveno sumó 19 puntos y cinco asistencias. Sin embargo, en esta ocasión, Doncic no ha sido protagonista únicamente por su juego. Se jugaba el tercer cuarto cuando el esloveno se fue contra la grada tras perder el equilibrio, chocándose con un niño que estaba viendo el partido. Como consecuencia del fuerte golpe, el joven aficionado mostró claros síntomas de dolor, algo que no pasó desapercibido para el jugador de Dallas, que se preocupó por su estado. Una vez el partido hubo finalizado, Doncic quiso tener un detalle con el niño. Por ello, le regaló su camiseta firmada, un gesto que ha sido aplaudido por toda la NBA, una competición que el esloveno se está metiendo en el bolsillo con su juego y con gestos como este. La gran temporada de Luka Doncic en la NBA no está pasando desapercibida para nadie. LeBron James ha sido el último en unirse a los halagos al esloveno, del que no ha dudado decir que «le gustaría jugar con él». La estrella de Los Ángeles Lakers sumó al ex del Real Madrid a una lista con nombres de la talla de Kevin Durant, Jimmy Butler, Ben Simmons, Joel Embiid, Giannis Antetokounmpo o Kyrie Irving.

«La gente dice que están revolucionando el baloncesto. Son tan buenos que parece que estén inventando el juego», dijo Obama acompañado por la escuadra del equipo de Auckland (California), encabezada por su gran estrella, el escolta Stephen Curry. Obama, un gran aficionado al baloncesto, deporte que ha practicado incluso durante su primer mandato presidencial, aseguró que «es hermoso verles cuando funcionan a pleno rendimiento». Además, aprovechó la ocasión para bromear sobre Curry, quien anoche anotó 51 puntos en una actuación estelar contra el equipo capitalino de los Washington Wizards. «Es un lanzador bastante bueno», ironizó el mandatario, sobre el máximo anotador de la liga estadounidense. El presidente también dio una nota de humor a la visita del equipo cuando en pleno discurso se puso a imitar el baile que realiza el propio Curry durante sus partidos. El jugador estaba justo detrás del presidente y éste produjo una gran carcajada ante los presentes. El presidente señaló que Curry se había quejado de que la presencia del Servicio Secreto le había intimidado durante el partido y había sido «la razón» de que perdiese frente a Obama. «Para nada», subrayó Obama. Por su parte, el entrenador del equipo, Steve Kerr, le entregó una camiseta con el número 44, ya que Obama es el Presidente número 44 de EE.UU. Obama ha instaurado como tradición recibir a los equipos vencedores de diferentes disciplinas todos los años en la Casa Blanca para estimular el ejercicio y el deporte entre los más jóvenes.

«Sólo hay que mirar a los números que consiguió Steph (Curry)», comentó James. «Promedió 30 puntos, lideró a la liga en robos tuvo 50-40-90 (porcentajes de campo, triples y de tiros libres) y ellos (los Warriors) ganaron 73 partidos». Antes estas estadísticas, James reiteró que no había nada que cuestionar ni discutir el merecimiento de Curry a la hora de recibir el premio. «Por eso, yo no, ¿ Pero cuando tú hablas de más ‘valioso’, entonces puedes tener una conversación diferente», cuestionó James. «No le quiten nada, definitivamente es merecedor del premio», aseguró la estrella de los Cavaliers. Mientras, los hechos lo ponen cada vez más cerca del legendario Michael Jordan, no sólo por tener ya dos títulos consecutivos de MVP, sino porque ya es el preferido de los aficionados y la imagen principal de la NBA. El base de los Warriors se acerca a las alturas del mejor jugador de todos los tiempos con sus actuaciones épicas y MVP esta temporada. Curry ya puede presumir de ser también por segunda temporada consecutiva el jugador que más venta de camisetas aporta a la NBA. La camiseta de Curry se vendió más que la de cualquier otro jugador durante la temporada regular 2015-2016, de acuerdo con ventas en línea en el sitio oficial de la NBA.

A duras penas consiguió un contrato temporal con los Golden State Warriors, donde alternó la primera plantilla con el equipo filial. Allí pasaría un año, hasta ser despedido el primer día de pretemporada en 2011. Fueron precisamente los Rockets quienes le rescataron, aunque sólo por un par de semanas. No pasaba el corte. Apenas unos días más tarde los Knicks llamaron a la puerta. Debido a los frecuentes problemas de lesiones de algunos de sus bases, necesitaban alguien con quien completar la plantilla. Jugó lo esperado (muy poco) hasta febrero. Con el equipo neoyorquino en medio de una crisis de resultados y con sólo un base sano más en plantilla, el cielo se abrió para Jeremy Lin: el entrenador no tenía más opción que hacerle jugar. Y así estalló el fenómeno. En el primer partido con buenos minutos, dinamitó el derbi contra los Nets con 25 puntos. Al siguiente partido ya salía en el cinco inicial; dos más tarde anotaba 38 puntos delante de Kobe Bryant; desde 1976, un jugador no acumulaba tantos puntos en sus cinco primeros partidos como titular. Al final, siete victorias consecutivas que cambiaron la cara de unos Knicks depresivos. En menos de dos semanas, Jeremy Lin pasó de ser un jugador ninguneado a un fenómeno global. Un jugador rápido, espectacular, decisivo en los momentos finales batiendo récords a la altura de los más grandes. La reacción fue unánime: la versión baloncestística de la Cenicienta, una historia prodigiosa que sólo podía pasar en Nueva York. Un matrimonio perfecto que ha encontrado un final abrupto.

En el caso de que usted amado este artículo informativo junto con usted desea ser dado más información sobre camiseta warriors 2018 camiseta warriors 2018 le imploro que detenga por nuestra página.

Vuelve DeMarcus Cousins: Hoy Se Estrena El «equipo Más Odiado

El día que DeMarcus Cousins se rompió el tendón de Aquiles nadie imaginaba que esa lesión iba a cambiar el panorama de la NBA de una manera tan radical. La delicada operación en su pie devaluó de manera inmediata el futuro más cercano de uno de los mejores jugadores de la liga, que terminaba contrato con los Pelicans y apenas tenía ofertas. Una situación complicada que Cousins resolvió de una forma inesperada firmando un contrato de una sola temporada con los Warriors. El anuncio del acuerdo provocó un terremoto en la NBA. «Somos el equipo más odiado», reconocía ayer Cousins en una entrevista en la cadena «ESPN» que resumía el sentir de la mayoría de los aficionados de la liga. Su aterrizaje en los Warriors convierte al campeón en un conjunto aún más temible, que si ya parecía inabarcable tras el fichaje de Durant hace dos temporadas, ahora resulta casi imbatible.

Por otro lado, los Bulls se hunden en una reconstrución que, tras la marcha de Jimmy Butler y Dwyane Wade, se queda con el rookie Lauri Markkanen como nueva y practicamente única esperanza, a parte del ya renovado Nikola Mirotic. Con uno de los veranos más movidos de los últimos años en lo que a traspasos se refiere, la NBA ha cambiado su rumbo. Se ha pasado de la paridad entre equipos que siempre ha buscado el comisionado con la imposición de máximos salariales y la configuración del Draft a una competición «entre amigos». Los «Big Three» dieron paso, con la incorporación de Durant a los Warriors, a los «super equipos». Algunos conjuntos tratarán de competir con estos «super equipos» desde la renovación de plantilla. Oklahoma City Thunder con la incorporación de Paul George y Carmelo Anthony o Houston Rockets con Chris Paul lo intenterán en el oeste, mientras que Boston Celtics con Gordon Hayward y Kyrie Irving lo harán en el este. Otros tantos, Lakers y 76ers por ejemplo, dejarán atrás el polémico “tanking” para, con plantillas muy jovenes, pelear por entrar en Play Offs y dar una sorpresa con la que muchos de los fans de la NBA llevan años soñando.

El primer simposio latinoamericano celebrado en Cancún en 1987. El Theriológico de Acapulco en 1997, siempre mostrándonos como hacer que fluya la buena voluntad, la fraternidad entre colegas y la organización en estos grandes mítines. Es difícil recordar en qué momento de mi vida decidí estudiar Biología. Varias veces me he preguntado, y otros más me preguntan, que me hizo tomar tal decisión. ¿Qué me motivó, siendo aún estudiante de preparatoria, empezar a indagar sobre una carrera en las ciencias naturales? Recuerdo, por ejemplo, mi fascinación con los animales desde que era muy chico, mis excursiones de Biología en la prepa, incluso mis primeras visitas a la facultad de Ciencias en la UNAM. Recuerdo también cuando empecé a tomar mis primeras clases de licenciatura en las nuevas y prístinas instalaciones en lo que considerábamos en aquel entonces “el otro lado del mundo,” mejor conocido ahora como el “circuito exterior”. Sin embargo, un momento que sí recuerdo vivamente es cuando decidí estudiar mastozoología, y ese momento fue cuando conocí a David Schmidly.

No obstante, las cosas no sucedieron según lo esperado. El comienzo de temporada para Golden State Warriors llegó plagado de dudas y problemas. Los dos anteriores campeones de la NBA no conseguían entrar en ritmo. Desde dentro de la franquicia, se le echó la culpa de este problema a la corta pretemporada que disputaron y a los largos desplazamientos debido a ser los grandes protagonistas del cartel de los Global Games en China. La defensa no funcionaba al igual que la temporada anterior y las pérdidas de balón eran las grandes protagonistas. Un inicio de temporada muy complicado para ellos pero que consiguieron solucionar gracias al gran trabajo de Steve Kerr, que consiguió poner a cada uno en su sitio. Las continuas derrotas en el inicio de temporada, sirvieron para despertar a la plantilla que decidió ponerse manos a la obra y recuperar el nivel de campeón que poseían la temporada anterior.

El aficionado estará más cerca que nunca del deportista», agregó Paul George, flamante nuevo jugador de los Oklahoma City Thunder. «Es un jersey precioso por sí solo, pero queríamos ir más allá, emplear la tecnología y que la experiencia fuera útil y atractiva para el aficionado», señaló. «Tener acceso a todo ese contenido sin pagar más por ello creo que sorprendió a muchos», añadió. Por primera vez en la historia, el logo de una marca aparecerá en las camisetas y los pantalones de los uniformes de las franquicias. Allí acudieron jugadores de las 30 franquicias de la Liga, entre ellos Blake Griffin, D’Angelo Russell, Karl Anthony Towns, Ben Simmons, DeMar DeRozan o Mike Conley, entre otros. Los nuevos uniformes se han adaptado a las exigencias y la intensidad de los 82 partidos de la temporada regular, empleando mapas tridimensionales de calor y sudor del cuerpo de los jugadores. Esa investigación permitió a los diseñadores realizar cambios en el peso, el ajuste y la estructura de los uniformes para que fueran más ágiles. «Las camisetas terminaban por pesarnos debido a la acumulación del sudor. Estaban muy mojadas, así que siempre optaba por cambiarme al descanso. Creo que ahora será diferente», indicó Blake Griffin, la estrella de Los Angeles Clippers. «Se han modificado los dobladillos de la parte inferior de la camiseta y de los pantalones para permitir la máxima libertad de movimientos. Crea la sensación de no estar vistiendo prácticamente nada», sostuvo John Hoke, jefe de diseño de Nike.

Si tiene alguna pregunta sobre dónde y cómo utilizar Comprar Camisetas Baloncesto Golden State , puede llamarnos a nuestro propio sitio de Internet.

LeBron Desafía A Los Warriors

Para ese cortejo, no valía cualquiera y por eso Kobe exigió que fuera una leyenda como Magic Johnson el que se encargara de reclutar a James. Pasado, presente y futuro. Después de haber ganado tres anillos -uno de ellos con los Cavaliers, el equipo de su infancia- LeBron buscaba un nuevo reto y ninguno mejor que devolver a los Lakers a lo más alto. Por primera vez en su carrera, James jugará en el Oeste, conferencia donde se acumula la mayor parte del talento de la NBA y que le obligará a una adaptación especial. Por eso, le vendrá bien que la franquicia se haya tomado este año como una transición a la espera de poder atraer alguna estrella más el próximo verano con la que hacer frente de verdad al dominio de los Warriors. «Tenemos un largo camino que recorrer para alcanzar a Golden State. Somos un equipo nuevo y tendremos que superar altibajos, pero si nos apoyamos unos en otros todo el proceso tendrá sentido».

El primero con los Lakers y el segundo con los Celtics, lograron fijar innumerables miradas cada vez que ambos conjuntos batallaban en la pista. De los 37 cruces que tuvieron, Magic Johson se alzó con 22 victorias por 15 de Larry Bird. Pero este enfrentamiento tenía un trasfondo: los títulos conseguidos por sus equipos. Michael Jordan aterrizó en la NBA como una estrella, un jugador que brilló con luz propia y que, en su año de rookie, participó en su primer All Star con una soltura impresionante. A partir de ahí se fraguó una enemistad y una relación áspera pero apasionada que lo enfrentaría a Isiah Thomas, otra de las grandes estrellas del momento en la competición estadounidense. Eran finales de los 80 y principios de los 90. Thomas nunca llegó a aceptar el apabullante dominio del «23» sobre las canchas y la soltura a la hora de enfrentarse con la prensa que el joven jugador tenía.

Pau Gasol, a sus 38 años, seguirá cumpliendo un papel principal, camiseta celtics aunque el anillo parece demasiado lejos. La marcha de LeBron al Oeste deja camino libre a los Celtics para volver a dominar en la otra conferencia. La llegada de extranjeros a la NBA ha hecho que la liga refuerce los horarios más favorables para el continente europeo. Así, habrá más partidos que nunca en el «primetime» de España, lo que se traduce en un partido los sábados a las 23:00 horas y dos para los domingos por la tarde noche. Entre esos nuevos rostros está el de Luka Doncic, que debutará por fin en la NBA y lo hará luciendo la camiseta de los Mavericks. Junto a él, el otro «novato» al que tomar la matrícula es DeAndre Ayton, que tendrá vía libre para destacar en unos Suns que apuntan de nuevo a la zona baja. De ahí querrá escapar Marc Gasol, cuyos Grizzlies tratarán de ganar partidos y convencer al español para que se quede a final de esta campaña. Algo complicado, pues el catalán será agente libre el próximo verano e, incluso, podría cambiar de aires en el mes de febrero. Ilusiona el año para Ricky Rubio, que rompió sus cadenas cuando aterrizó en los Jazz. Si esta temporada repite su rendimiento, las grandes franquicias de la liga se pelearán por él en verano. Equipos como los Lakers, ávidos de talento para acompañar a LeBron en su reto de llevar el anillo a Los Ángeles.

Poco ha cambiado en la NBA, pero al mismo tiempo lo ha hecho todo. Porque aunque los Warriors continúan siendo los grandes favoritos al anillo en la temporada que comienza mañana, la llegada de LeBron James al vestuario de Los Ángeles Lakers ha transformado el panorama en la liga. Le queda un mundo a la franquicia angelina para ser un aspirante real al anillo, pero la presencia del alero asegura un futuro cercano muy halagüeño para ellos. Tras cinco temporadas fuera de los playoffs, a los Lakers les hacía falta un impulso. Kobe Bryant, retirado en 2016, decidió hace unos meses tomar las riendas de la reconstrucción que no había podido liderar en la cancha. Habló entonces con la propietaria de la franquicia -Jeanie Buss- para explicarle el camino hacia el éxito. Una senda que pasaba sí o sí por seducir a LeBron durante el verano y para ello había que elegir a las personas adecuadas.

Camiseta Vince Carter #15 Toronto Raptors 【22,90€】 | TCNBA

https://tuscamisetasnba.com › comprar › camiseta-vince-…

Comprar tu Camiseta Vince Carter #15 Toronto Raptors ✅ Swingman + REV30【100% CALIDAD】TusCamisetasNBA te ofrece la mejor relación calidad-precio.

Bahía Blanca es la excepción argentina. En un país ahormado por el fútbol, hecho a medida de un dios llamado Maradona, la ciudad portuaria situada al sur de Buenos Aires es un auténtico vergel de la canasta. De allí salió Juan Ignacio «Pepe» Sánchez Brown (1977) para abrir el camino argentino en la NBA a otro base, Manu Ginóbili. «Son partidos de mucha pasión», dice a ABC un tipo curtido en múltiples canchas tan conflictivas como las griegas, donde ha vivido «partidos calientes entre el Panathinaikos y el Olympiacos. Mi primer derbi lo suspendieron dos veces y a la tercera nos dieron el partido por ganado. No dejaban de tirar cosas». Esta temporada aún no es aquel jugador por una lesión de tobillo, pero «voy tomando ritmo» para volver a ser ese especialista en el concepto más solidario del juego (las asistencias). Incluso con el tiempo ha atemperado algo su personalidad («no digo que en mi juventud no haya tenido un carácter fuerte», reconoce), que le ha enfrentado a varios entrenadores. Por ejemplo, Sergio Scariolo, con el que tuvo choques sonados en su etapa en el club de la Costa del Sol. «Me llevo bien con él después de terminar nuestra relación jugador-entrenador», dice. En la NBA, en su etapa inicial en esa «mística especial» de Bahía Blanca o ahora en el Real Madrid, siempre ha dirigido el «tempo» de juego con maestría. Pensando, además, en el pase al compañero. «Es intuición. Son jugadas que pasan en menos de dos segundos. Otras veces tiras al vacío. Pero sin pensarlo, porque si lo haces, no sale».

Pero Todavía Les Queda Mucha Cuerda

ALLEN IVERSON SE RETIRA - LOS SIXERS (76ers) DE PHILADELPHIAHa conseguido darse cuenta de que el ataque se inicia pasando por una excelente defensa y él está siendo el encargado de poner sobre la mesa ese gran nivel al otro lado de la cancha. City Cuando debe ser el líder y el anotador, está cumpliendo su papel con creces. Ante las ausencias de jugadores importantes en el equipo, ha dado un paso adelante y ha demostrado ser uno de los mejores jugadores del planeta si no el mejor. Ese debate lo tendremos sobre la mesa durante los próximos años, sobre todo, viendo esos enfrentamientos con LeBron James en los que ha salido victorioso últimamente. El 2017 ha sido un año perfecto para los Warriors. Después de decepcionar a todos en el 2016 con tantos récords y pocos campeonatos, decidieron darle la vuelta a la tortilla brindando a los espectadores un equipo que quedará en el recuerdo. Parece que tendremos Warriors para rato y podremos seguir siendo testigos de cómo esta plantilla sigue batiendo todos los récords existentes y haciendo historia en una competición que sigue creciendo a pasos agigantados. No esperan nada más que un 2018 lleno de éxitos, y si es con un título bajo el brazo, mejor.

philadelphiaTras trece años en los Heat, equipo que le drafteó en el quinto puesto allá en 2003, decidió en 2016 volver a casa y jugar con el equipo de su tierra, los Chicago Bulls. Muy corto fue su periplo por Illinois. Ayer, día 26 de septiembre, Dwayne Wade pagó a los Bulls ocho de los 24 millones de dólares que le correspondían para la próxima temporada en concepto de salario y se convirtió en agente libre. Todo esto con un firme propósito: volver a la vera de LeBron James. El trece veces All Star lo tuvo claro desde un primer momento. Este mismo mes de septiembre, a mediados, James y Wade entrenaron juntos en Los Ángeles; allí se fraguó el compartir camiseta cuatro años después de hacerlo en Florida. Será hoy, 24 horas después de “cortar” su contrato, cuando el de Chicago pueda aceptar la oferta que ya ha acordado con Cleveland: 2.3 millones de dólares por una temporada, el mínimo que pueden cobrar los veteranos.

La NBA asistió en la madrugada del miércoles a una de las decisiones más esperadas desde el famoso fichaje de LeBron James por los Miami Heat. Los New York Knicks, en contra del deseo de buena parte de sus aficionados, dejaron marchar a Jeremy Lincon destino aHouston. Se escribía así un capítulo más de una carrera condenada a parecer un guión de película. En sólo tres meses, el base de ascendencia taiwanesa pasó de ser «el chico de los recados» a la gran esperanza de una afición hambrienta. Aterrizó de improviso, como un completo desconocido y puso patas arriba el Madison Square Garden. Con sólo esos tres meses de muestra, los Knicks debían decidir si firmarle un contrato multimillonario. La respuesta ha sido negativa. Sabedores del enorme gasto en salarios que Nueva York tiene comprometido para los próximos años, los Rockets atacaron donde más duele. Houston extendió a Lin un contrato por tres temporadas valorado en 25 millones de dólares, de los que 15 deberán pagarse el último año.

En la historia de la NBA siempre ha habido rivalidades extremas de las que los jugadores en cuestión se retroalimentan, y que permite que saquen lo mejor de sí mismos para hacer estallar todas las estadísticas. Unos duelos que han marcado una época. Estrellas que han dado la espalda al fracaso y cuyo legado ha traspasado fronteras. Manos que hacían magia en una cancha de baloncesto. Aunque hay muchos, estos son algunos de los enfrentamientos individuales que han hecho que este deporte gane innumerables adeptos. Fueron los dos grandes jugadores de la época. La rivalidad entre Magic Johnson y Larry Bird nació en su época universitaria, en la que se cruzaron en la final y Magic le dio el campeonato a Michigan State frente a los Indiana State del «rubio». Sin embargo, fue en la NBA donde este duelo se recrudeció forjando a posteriori una amistad sempiterna. Los enfrentamientos entre ambas estrellas dieron lugar a una época dorada en la competición estadounidense. Una rivalidad más de equipo que personal, pues jugaban en diferentes zonas de la cancha y pocas fueron las ocasiones que midieron sus fuerzas de tú a tú.

Más tarde, llegarían las de David West, Zaza Pachulia y JaVale McGee. Sin embargo, el verano todavía no había terminado para los Warriors. A pesar de no contar con ninguna elección en el Draft de 2017, Bob Myers se movió la perfección para hacerse con uno de los candidatos a ser robo del Draft. Jordan Bell, pívot procedente de la Universidad de Oregon, se unía a la plantilla tras pagar esos 3.5 millones de dólares a Chicago Bulls que dejaron pasar a un jugador que puede marcar una época en San Francisco. El poderoso se hizo más fuerte aún; una postemporada jamás vista en un campeón que conseguía mejorar incluso su plantilla. Esto se consiguió gracias a las incorporaciones de jugadores como Nick Young y Omri Casspi. Golden State se convertía en un rival más peligroso si cabe. Tras un verano excelente, los Warriors debían poner a prueba su nueva plantilla.

Aquí hay más información sobre camisa new york eche un vistazo a nuestra página web.

LeBron James Vs Stephen Curry Y Otras Rivalidades Históricas

La estrella de San Antonio Spurs y la de los Boston Celtics han tenido una relación muy intensa dentro de Camisetas NBA Nike 75% de las pistas. Ambos han sido dos de los mejores ala-pívots que se recuerdan en los últimos años. Garnett, una fiera, hombre luchador y de sangre caliente. Un ganador a toda costa y cuya ambición le llevó a ser en ciertos momentos impaciente. En el lado opuesto, Duncan, un tipo tranquilo, pero competitivo. Sangre de horchata en los momentos de más revuelo. Pero los dos son unos mitos del baloncesto. Es una rivalidad que traspasó las canchas. Nunca tuvieron una buena sintonía. Cuentan que todo se truncó porque Garnett tenía la lengua bastante larga, que no era un hombre respetuoso. Con todo, dejaron para la historia 40 duelos a vida o muerte. Porque cuando estos dos jugadores se enfrentaban saltaban chispas, pero también magia. El balance personal favorece a Duncan que consiguió 23 victorias por las 17 que se llevó Garnett cada vez que cruzaban sus largos brazos y sus intensas miradas. La NBA siempre agradecerá haber podido vivir a estos dos genios del baloncesto. Hay que llevar la barrera del tiempo hasta nuestros días para gozar de la que a todas luces es y será una rivalidad de leyenda. LeBron James, el hombre capaz de hacer de todo. Una suma de físico y talento que ha conseguido unos números de récord. El jugador de los Cleveland Cavaliers ha jugado doce «All-Stars». Este año ha logrado clasificarse por sexta ocasión consecutiva a las Finales y a la séptima en total de su dilatada trayectoria. Un líder dentro y fuera de las pistas. Pero que se ha topado con un «pequeño» obstáculo en el camino: Stephen Curry.

El último jardín en el que se ha metido Donald Trump es de césped artificial: el de los descomunales estadios de fútbol americano, el deporte más popular del país que preside. Otros deportistas siguieron su ejemplo, pero la polémica había desaparecido de la atención pública, centrada en lo deportivo en el inicio de la nueva temporada este mes. Hasta este viernes, cuando Trump se desató en un mitin en Alabama, desbocado como en plena campaña electoral. «¿No os encantaría que uno de esos propietarios de clubs de la NFL, cuando alguien le falta al respeto, dijera: ’Sacad a ese hijo de puta del campo ahora mismo, ¡ », preguntó a sus seguidores. Como era de esperar, el comentario de Trump solo ha agitado a los deportistas -la gran mayoría de los jugadores de la NFL son negros-, a los clubs y a los aficionados. Roger Goodell, el principal responsable de la NFL, emitió un comunicado el sábado en el que calificaba las declaraciones del presidente como «divisivas» y decía que mostraban «desafortundamente una falta de respeto» por el deporte. Las críticas también llegaron de los más cercanos a Trump, como Robert Krart, dueño de los New England Patriots, los actuales campeones, un empresario que ha donó un millón de dólares para la investidura del presidente. «Estoy muy decepcionado con el tono del presidente», dijo Kraft. También era de esperar que nada de esto importara a Trump, que avivó el fuego con un tiroteo de tuits ayer y el sábado, para reafirmar sus posiciones. Ayer, durante los partidos más jugadores que nunca hincaron la rodilla en señal de protesta. Otros entrelazaron sus brazos con sus compañeros en señal de unidad.

1 Museo de Zoología, Facultad de Ciencias, Universidad Nacional Autónoma de México. Es para mí un honor hablar de una persona tan querida como lo es el Dr. David J. Schmidly. Cuando me hizo el favor la presidenta de esta Asociación (Sonia Gallina) de invitarme para decir algunas palabras, que reflejaran el sentir de muchos mastozoólogos mexicanos hacia la trayectoria del Dr. Schmidly. Me sentí sumamente agradecida y al mismo tiempo comprometida a transmitir a las nuevas generaciones las enseñanzas del maestro, pero sobre todo del amigo. El Dr. Schmidly nació en Levelland, Texas. El 20 de diciembre de 1943, realizó sus estudios de licenciatura en Biología y maestría en Zoología, en Texas Tech University, y para 1971 realizó estudios de doctorado en zoología en Illinois University. David ha formado una preciosa, familia Casado hace más de 50 años con Janet Elanae Knox con quien tuvo dos hijos Katerin y Brain James y actualmente tiene tres nietos. Asociación Mexicana de Mastozoología! Como científico su mayor interés ha sido la sistemática, taxonomía e historia natural de mamíferos neárticos y neotropicales (con énfasis en Texas y México).

Golden State Warriors continuaba progresando adecuadamente. Y así fue, los de la Bahía consiguieron su segundo anillo en tres años y el quinto en la historia de la franquicia. Kevin Durant consiguió su pieza de joyería favorita, así como la primera de toda su carrera. Alzó el Larry O’Brien, ese por el que tanto había sufrido y había tenido que soportar innumerables críticas. Había merecido la pena, había llegado a los Warriors para proclamarse campeón y poner en duda ese título moral de mejor jugador del planeta que siempre había permanecido en las manos del alero de Cleveland Cavaliers, camiseta celtics LeBron James. Por si entrar en los anales de la historia como uno de los mejores equipos que se recuerdan no fuera suficiente, firmaron un verano casi perfecto renovando a todas sus estrellas y consiguiendo mantener el núcleo intocable. Además, a las salidas de jugadores como Matt Barnes, James Michael McAdoo e Ian Clark, se sumaron jugadores como Nick Young, Omri Casspi y uno de los candidatos a ser el robo del Draft, Jordan Bell.

Quiere un anillo. No es el primero, ni será el último, que se une a un equipo con tintes de superioridad absoluta para ser campeón. Ha ocurrido desde que se creara la NBA en 1946, y seguirá ocurriendo. Exponemos algunas estrellas de la NBA que se cansaron de ser los mejores y no ganar nada. Estrellas que cambiaron de equipo para ser ganadores, o seguir ganando. Algunos lo consiguieron, otros no. El Rey dejó Cleveland en 2011 para ganar un título en Miami. Dejó su casa y su equipo del alma tras haber perdido la final en 2007 por 4-0 ante los San Antonio Spurs. Su decisión generó tanta o más controversia que la generada por Durant. En Miami consiguió dos títulos consecutivos y jugó cuatro finales. Hace dos veranos volvió a Cleveland para conseguir el título de campeón para su ciudad. Este año lo ha conseguido. Uno de los mejores pívots de la historia también dejó tirado al equipo que le escogió en el draft para ser campeón.

Si tiene alguna pregunta relacionada con exactamente dónde y cómo usar camiseta de los celtics nba , puede hacerse con nosotros en nuestra propia página web.

Kevin Durant Y Otras Estrellas Que Cambiaron De Equipo Para Ser Ganadores

El pívot que hizo popular el «skyhook» también decidió cambiar de equipo para seguir ganando. En 1971, en su segunda temporada en la NBA y aún sin haberse convertido al islam y con el nombre de Lew Alcindor, ganó su primer título con los Milwaukee Bucks. Abdul-Jabbar, eso sí, estaba en un segundo plano eclipsado por el veterano base Oscar Robertson. Tras perder la final de 1974 ante los Boston Celtics, Abdul-Jabbar cambió Milwaukee por Los Ángeles. Leyenda de la NBA, el único jugador que ha conseguido anotar 100 puntos en un partido hasta la fecha también tuvo que emigrar para vencer a su bestia negra, los Boston Celtics, y ser campeón. Empezó con los Philadelphia Warriors que, tras su mudanza a San Francisco, perdieron en la final de 1964 ante los Celtics. En 1967, su tercer año con los Philadelphia 76ers, Chamberlain consiguió ganar el título, Equipacion Lakers Para Niños cortando así la racha de ocho años consecutivos de victorias de los Celtics. El año siguiente perdieron en siete partidos en la final de conferencia ante Boston. Ese verano decidió cambiar de nuevo de equipo para seguir ganando. Se marchó a los Lakers, con quienes empezó perdiendo, esta vez ante los New York Knicks en la final de 1970. Ganó su segundo y último título en 1972, el primero y único con los Lakers. El ala-pívot que no pudo ganarle a Michael Jordan también intentó a la desesperada sumar un título de campeón. Tras toda su carrera unido a los Utah Jazz, el ala-pívot se marchó en 2003 a Los Ángeles con 40 años en su haber. Con los Lakers llegó a otra final, pero volvió a perder, esta vez ante los Detroit Pistons. Malone se retiró al final de esa temporada acuciado por las lesiones y sin ningún anillo de campeón.

Aún me asombra lo rápido que fue pasar de esa sabrosa platica a estar en College Station para estudiar Peromyscus contigo, el “papas fritas” de los peromiscólogos. De verdad era un gustazo ser parte de tu grupo selecto de estudiantes de grado, quienes nos formábamos como mastozoólogos y sistématas. Si bien como maestro eras firme y exigente, sabías encontrar el momento idóneo para provocar nuestra risa y para estimular nuestra curiosidad. Finalmente, el tercero Daniel Navarro López, a quien apoyaste para que realizara su maestría en la Universidad de Galveston, quien desafortunadamente ya no está entre nosotros. Uno de los mastozoólogos que más tenía que agradecerte, que pena que no pueda decirte con sus propias palabras cuanto te admiraba y te quería, seguramente desde donde esté, está deseándote lo mejor y diciéndote gracias amigo, gracias por todo. Aprovecho este momento para decirte a ti Daniel Navarro gracias por habernos presentado al Dr. Schmidly, gracias por habernos introducido en la mastozoología y por haber sido pilar fundador de esta Asociación. Pero ya habrá tiempo para ti amigo. Querido David, ha sido un honor y un lujo para mí, platicarle a esta audiencia tu trayectoria, ojalá estos jóvenes encuentren muchos Schmidlys en su camino. Alíviate pronto que todavía tenemos mucho por hacer (como terminar el libro de los mamíferos de Querétaro) y recuerda que te quiero mucho.

El base de los Knicks, Beno Udrih, fue muy directo en su queja. «Esta camiseta afecta a mi tiro», declaró después de habérsele visto remangándose durante el partido. Y la súper estrella de los Heat, LeBron James, tampoco tuvo reparos en reconocer que «cada vez que lanzo siento un pequeño tirón, me distrae; no sé, quizá deberé usar una talla mayor la próxima vez». ¿Son manías de los jugadores o molestias reales? «No cabe duda de que el baloncesto es un deporte muy técnico, de precisión, y que las mangas pueden estorbar en la acción de tirar a canasta», apunta Lolo Sáinz, ex seleccionador nacional. «Es muy incómodo jugar con ellas, sólo hay que ver a los jugadores de voleibol, que terminan por recogérselas», comenta el pívot del Juventud, Albert Miralles. En el fondo, la opinión de los profesionales importa poco, pues todo se reduce al contrato publicitario que tengan los clubes. «Si nos dicen que las utilicemos, lo haremos», afirman desde el Real Madrid, cuyo contrato con Adidas les hace ser el primer equipo de la lista para la introducción de esta tendencia en el baloncesto europeo. Otros, como los badaloneses, se mantienen firmes en el diseño clásico y reconocen que «si no hay una norma superior que lo imponga, no las cambiaremos». Cualquier cambio acarrea polémica y ésta no ha hecho más que empezar. Sobre gustos no hay nada escrito, pero las redes sociales ya han estallado y lo más fino que se lee es que parece que jueguen en pijama. «Lo peor de perder es la cara que se te queda con esa horrible camiseta», bromeó el base de los Warriors, Stephen Curry.

Desde el primer momento que David cruzó las puertas del Museo de Zoología, donde empezaba yo a trabajar en la colección de ectoparásitos, el nos demostró un genuino interés en nuestro trabajo, y un sincero respeto por nuestro potencial. Éramos un grupo de cuatro ingenuos estudiantes – Daniel, Esther, Livia, y yo – con mucho por aprender, pero con muchas ganas de seguir adelante. David nos brindó una mano, y más que nada, nos ofreció una sincera amistad que ha perdurado desde entonces. Ahora, proceder a leer el sentir de la Dra. Alondra Castro. Dave Schmidly, un ser humano extraordinario. Me honra dedicarle unas palabras al amigo, al mentor y al gran ser humano que considero a David J. Schmidly. Gracias por la oportunidad Livia, de hecho, compartimos el inicio de nuestra amistad con haber conocido a Dave, quien siempre tomó muy en serio la colaboración entre mastozoólogos americanos y mexicanos para trabajar en México.

NBA Store, LA tienda para los fans de baloncesto en Nueva York

https://www.mejores-planes-viaje-nueva-york.com › nba…

25 Mar 2019 –

Gasol volvía a la acción después de cuatro partidos ausente por una inflamación en la rodilla derecha y necesitó poco más de 24 minutos sobre el parqué para registrar su 39º ‘doble-doble’ de la temporada. Por su parte, Nikola Mirotic aportó 6 puntos, 3 rebotes, 2 tapones y 2 asistencias en casi 21 minutos. «Jugamos bien durante seis minutos. Afortunadamente, fueron los últimos seis minutos del partido», reconoció el técnico local, Fred Hoiberg, tras un duelo muy disputado ante unos Kings que están virtualmente eliminados de la lucha por los ‘play-offs’ en la Conferencia Oeste. En el Target Center de Minneapolis, los Timberwolves rozaron la sorpresa ante el mejor equipo de la NBA, unos Warriors que no sentenciaron el duelo hasta el minuto final. Dos tiros libres de un Stephen Curry más terrenal que otras noches (19 puntos y 2/9 en triples) pusieron un inalcanzable 103-107 a falta de 13 segundos. De esta forma, los vigentes campeones evitaron una segunda derrota consecutiva tras caer ante San Antonio Spurs. «San Antonio hizo un buen trabajo e intentamos imitar su plan de juego», explicó Ricky Rubio, quien completó una notable actuación redondeada con 4 rebotes, 4 robos y 1 tapón.

Kevin Durant Y Otras Estrellas Que Cambiaron De Equipo Para Ser Ganadores

READ BOOKS ONLINE (Golden Days: West's Lakers, Steph's Warriors, and the California Dreamers Who Reinvented Basketball)

El lunes cambió el panorama de la NBA. Tras unos días locos con fichajes y renovaciones de récord, el agente libre más codiciado del mercado hizo pública su decisión. Y decidió cambiar para ganar. Kevin Durant decidió dejar los Oklahoma City Thunder tras toda su carrera en la NBA con ellos, un total de nueve años. El ganador del premio a mejor jugador hace tan sólo dos años sabe lo que es perder una final de la NBA y, tras caer este año en la final de conferencia, se cansó de perder. Quiere ganar y se marcha a la bahía de San Francisco a vestirse con la camiseta de Golden State Warriors, precisamente el equipo que le eliminó este año. Se marcha para vestir la camiseta del mejor equipo de la historia en temporada regular. La del único equipo que ha visto como le remontaban un 3-1 en una final, este mismo año, ante los Cavaliers de LeBron James.

Estos Playoffs también nos dejaron la polémica acción de Zaza Pachulia sobre Kawhi Leonard; para muchos, factor determinante de esta serie. No obstante, los Dubs continuaron con su paso triunfal hacia las Finales donde esperaban unos Cavaliers que intentarían revalidar el título ante el gran “Juggernaut”. Los cinco últimos partidos de la temporada, fueron dominados de manera completa por los chicos de Steve Kerr a excepción del cuarto partido. Tras la resaca del anillo, los Warriors se pusieron manos a la obra para llevar a cabo un verano de campeón. El veterano alero, que ya había conseguido su segundo anillo así como un MVP de las Finales en 2015, tenía en mente cambiar de aires y probar suerte en una nueva franquicia que le ofreciera un poco más de dinero. Los Warriors cerraban un verano de renovaciones complicadas con final feliz. Stephen Curry recibía el dinero que tanto se merecía, convirtiéndose en el jugador mejor pagado de la plantilla y en el mejor de toda la NBA hasta ese momento. Kevin Durant realizó un gran gesto rebajándose su sueldo para que todas esas renovaciones se hicieran posibles.

La NBA y Nike celebraron su acuerdo para los próximos ocho años con la presentación de los llamados «connected jerseys» («uniformes conectados»), una apuesta por la revolución tecnológica que acercará al aficionado más que nunca a las canchas. De esa manera, tendrá acceso inmediatamente a ofertas exclusivas, acceso a venta de entradas y opciones diseñadas por el propio jugador, como por ejemplo, acceder a la lista musical preparada para su calentamiento. «La creatividad de Nike habla por sí sola. Es del más alto nivel. Creo que estos cambios van a tener un impacto en la cultura. Me gusta formar parte de eso y de que ellos sean parte de la familia NBA de manera oficial», apuntó Kevin Durant, vigente campeón de la competición con los Golden State Warriors. «El ‘connected jersey’ es algo fantástico. Permite un flujo directo entre el aficionado y el atleta. Es algo nuevo e innovador que va a seguir creciendo. Me parece algo único.

Poco a poco, fueron encontrando su estilo y encajando a la perfección las nuevas piezas que se habían unido la plantilla. Los resultados comenzaban a demostrar la realidad este equipo aunque una lesión de Stephen Curry, les llevó paradójicamente al buen juego que están desplegando actualmente. Decidieron ser más cautelosos con su juego y renunciar a lo bonito y a lo vistoso. De esa manera, llegó la racha de victorias de 11 partidos que terminó antes del encuentro del día de Navidad en el Oracle Arena. Para finalizar el año, pusieron el broche final con una victoria frente a Cleveland Cavaliers que no consiguieron frenar a los Warriors incluso sin Curry. Con Jordan Bell, Draymond Green y Kevin Durant como grandes protagonistas, los Warriors volvieron a reclamar su superioridad frente al resto de equipos, y afrontan así un año 2018 que no será nada sencillo para ellos. Rivales muy duros como Houston Rockets, Boston Celtics, Oklahoma City Thunder o incluso los propios Cavaliers aguardan, y la tarea de defender el título le será mucho más complicada que el año anterior.

El cinco inicial que Steve Kerr pondrá esta noche ante los Clippers -el día previsto para el regreso del pívot si no hay problemas de última hora- será el más lustroso de la historia de la NBA. Entre Curry, Durant, Klay Thompson, Mitou Camisetas Draymond Green y Cousins suman 25 participaciones en el All Star y once anillos de campeón. La tarea principal de Steve Kerr será gestionar el ego de todos ellos. Han pasado 354 días desde que DeMarcus cayó lesionado. Porque si Golden State ha conseguido juntar esta pléyade de estrellas en su vestuario es porque todos ellos han hecho un esfuerzo económico para que la franquicia pudiera hacer frente a sus salarios -110 millones entre los cinco-. Ese equilibrio saltará por los aires al final de temporada, ya que tres de ellos (Durant, Thompson y Cousins) serán libres para negociar su futuro. Por eso, estos meses que quedan de temporada son tan importantes para los cinco jugadores. Su asalto al anillo tiene fecha de caducidad. Es ahora o nunca, porque alguno de ellos tendrá que salir y puede que no vuelva a tener la oportunidad de ganar el campeonato. «Estoy de vuelta y no voy a mirar atrás. Solo quiero dejarlo todo en la pista cada noche», afirma Cousins, ansioso por debutar con su nueva camiseta. La expectación en la liga es máxima. De hecho, las entradas para presenciar el duelo ante los Clippers han multiplicado su valor. Nadie quiere perderse la puesta en escena del equipo «más odiado», pero también el más caro y con más brillo de la historia de la NBA.

Partido EEUU Vs Lituania, En Vivo

Pusieron la guinda con el primer título en Los Ángeles, un campeonato que los Lakers no ganaban desde 1954. La temporada comenzó con la llegada del antiguo jugador de los Celtics Bill Sharman como entrenador. La otra novedad reseñable se dio en los banquillos, donde Jack McKinney se convirtió en el nuevo entrenador. La guinda del pastel la ponía Bryant, quien con su tercer triple de la noche ponía al público del Staples Center en pie, incluido Jack Nicholson. Bryant, como en los viejos tiempos, se fue hasta los 38 puntos (7/11 en triples), 5 rebotes y 5 asistencias, mientras que Andrew Wiggins sumó 30 tantos y 5 rebotes. Rubio añadió 10 puntos (4/10 en tiros) y 15 asistencias. 1′ 45-45. Canasta de Korver, estaba pisando, la dan de dos puntos (ocho para el escolta). Ya estuvieron a punto de dar la sorpresa en los Juegos Olímpicos de Sydney, aunque entonces lo bálticos contaban con un Sarunas Jasikevicius simplemente excepcional. Aunque lo mejor ha sido la finta que ha hecho con la mirada. Los Golden State Warriors estaban dispuestos a boicotear el cuarto partido de las Playoffs de 2014 si Los Angeles Clippers hubieran hecho lo mismo, tal y como cuenta cinco años después de aquello Ramona Shelbourne.

free [download] pdf Golden State Warriors Trivia Crossword Puzzle and Word Search Book [Read] onli Todo esto ha hecho que los Mavericks se replanteen el futuro de Smith e incluso podrían estar pensando en traspasar al base de Carolina del Norte, según señala el periodista del New York Times, Marc Stein. 1. Marc aplasta a los Knicks: ¡ Los New York Yankees han ganado 27 Series Mundiales, de las 40 que han jugado, además poseen 40 Banderines de o Series de Campeonato de la Liga Americana. Hemos estado cinco días en Nueva York y hemos estado jugando con Sergio. Es el caso de los Kawhi Leonard, Russell Westbrook o Anthony Davis que comprobarán cómo les recibirán en Toronto, Oklahoma o Nueva Orleans respectivamente. Crees que la conexión con Garbajosa en Toronto, mejorará el juego de los dos? Intentaré que esa conexión funcione y eso significará que los dos estaremos jugando. Yo creo que es muy importante. Bienvenidas y bienvenidos un día más al siguimiento del mercado de fichajes de la NBA, una liga que nunca para.

Toronto,viene motivada por la decadencia del basket Usa a favor de una apuesta por la filosofica de baloncesto europeo, producido por los resultados de los ultimos años? No hay que pensar que es que el basket americano esté cayendo. Pierce no se perdió ningún partido de la temporada 2000-01 ya que a los 10 días del incidente Pierce ya estaba jugando. Sin Bias ni el irreversiblemente lesionado Walton, Boston hubo de afrontar una dura temporada 1986-87, pero lograría sobreponerse y llegar a la final del campeonato, para caer finalmente frente a los Lakers. Enhorabuena por este gran premio que marca una trayectoria esplendia. Ese mismo año, consiguió un papel secundario en la cinta Pulp Fiction, película aclamada de Quentin Tarantino, con la que dio un nuevo estímulo a su trayectoria como actor, al interpretar el papel de Butch Coolidge. Creo que puedo aportar al combinado nacional jugar en dos posiciones, base y escolta, y luego lo que me pidan, tanto en defensa, como en ataque. Puede que la Cumbre del G20 tenga como objetivo fijar las estrategias coordinadas para sacar al mundo de una vez de la crisis global.

Future Of Retail 2018 Claro que no estaba en esos momentos en Muskoka, sede de la cumbre del G8 que precedió a la del G20. Si no aparece en él, en estos momentos no te la podemos conseguir. En su primer año en el equipo ganó el campeonato de liga y de copa, además de conseguir llevar al equipo a su primera final de la Copa de Europa. Los miembros del 5.º y 6.º regimientos de infantería de marina usan el Fourragère francés para representar los múltiples entregas de la Croix de Guerre realizadas por el gobierno francés durante la Primera Guerra Mundial. Soy un fiel seguidor del Fuenlabrada y puedo asegurarte que toda la gente aquí te recuerda con mucho cariño. Los Lakers, que venían de igualar las 10 derrotas seguidas del equipo entrenado por Magic Johnson en la temporada 1993-94, son la única franquicia actual de la NBA que jamás ha perdido más de 10 partidos seguidos en temporada regular.